Amor constante (y presente), algo infantil también.



(porque la infancia sólo se tiene después)


¡Sabios y Sabias! Disculpad esta ausencia. Pronto tendréis más aventuras en el blog. Estoy dando vueltas a algún recuerdo que puede que os interese (y os emocione, también).

Un abrazo fuerte,
P.

Comentarios

  1. Deseando estoy que vuelvas ya, P. Dependencia de tus textos es lo que tengo :)
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Siempre te leo (;

Entradas populares de este blog

¿Quién demonios son los sabios?

No es mentira esta postverdad